España a la cola de Europa en ventas de coches eléctricos

Resultados de ventas a nivel Europeo

Europa actualiza los resultados del primer semestre del año 2021 en cuanto a ventas de coches eléctricos: un 17,2% del total de coches matriculados. Esto resulta en una mejora de un 4,8% respecto a todo el año 2020. Sin embargo, España no ha cambiado su tendencia: tan sólo un 6% de las ventas son eléctricas.

La revista European Electric Car Market Trend Report publica cada mes los resultados de ventas en los principales países del oeste de Europa. En este listado, podemos observar el % de ventas por cada país de los distintos tipos de vehículo enchufable en el mercado. Los claros dominantes en el fomento del coche eléctrico son los países nórdicos: Noruega, con un asombroso 83% de la cuota; Islandia, con un 45% y Suecia, con un 40%. Estos porcentajes cubren ventas de vehículos eléctricos puros y híbridos enchufables. Esto hace aún más significativo el dato para Noruega: el 57% de sus ventas son eléctricos puros.

  • PEV: Plug-in Electric Vehicle – Es la suma de BEV y PHEV
  • BEV: Battery Electric Vehicle – Vehículo Eléctrico de Batería
  • PHEV: Plug-in Hybrid Electric Vehicle – Vehículo Híbrido Eléctrico Enchufable

El centro de Europa queda entorno al 17-20% de cuota, unos números significativos teniendo en cuenta las emergentes campañas de la Unión Europea para el fomento de esta tecnología.

No obstante, todo cambia cuando nos centramos en España: tan sólo un 6% del total de coches vendidos en el primer semestre de 2021 corresponden a coches enchufables. España lidera la cola de Europa (junto con Grecia) y se encuentra muy lejos del resto del continente. Pero eso no es todo: de ese 6%, tan sólo el 2% es de coches eléctricos puros. Claramente la situación en España frente a la electrificación debe cambiar en los próximos años.

¿Por qué en España nos estamos quedando atrás?

Pero la cuestión es: ¿a qué se deben estos números tan escasos? Estos valores no cuadran a priori si observamos la economía del país y su posición geográfica. España es un país donde la capacidad de producir una energía limpia y renovable a partir de campos solares fotovoltaicos y campos eólicos es muy elevada (hasta 40GW de potencia instalada). Además, su participación a nivel histórico en el sector automovilístico ha sido muy relevante en el continente europeo (sólo por detrás de Alemania) gracias a la fabricación de vehículos para grandes compañías. Todo esto combinado podría dar lugar a una transformación del sector de energía y transporte de forma conjunta. Esta transformación dotaría energía renovable para la fabricación y recarga de módulos de batería. Incluso favoreciendo la fabricación de coches eléctricos mediante la remodelación de las actuales fábricas.

¿Sin embargo, por qué esto no está sucediendo? ¿Por qué las empresas no están fabricando actualmente en España y el sector del coche eléctrico no avanza como en el resto de Europa? Si bien es cierto que Seat y Volkwswagen prometen, como parte del plan Future: Fast Forward, que España será un elemento clave y se fabricará una gigafactoria de baterías para 2025. No obstante, por ahora todo son promesas.  Todo esto recae en las complicaciones burocráticas y en la falta de decisión política por adoptar una estrategia. Actualmente en España no hay unas ayudas económicas del gobierno para la compra de vehículos eléctricos, a diferencia de muchos de los otros países europeos donde hay grandes ayudas gubernamentales.

Ayudas del gobierno

El fracaso político en este aspecto se ha evidenciado nuevamente este mes de Julio tras el cierre de el Plan Moves III de 2021. El objetivo de esta tercera edición del Plan Moves es invertir 400 millones de euros (ampliable hasta 800) entre 2021 y 2023. El primer problema es que estos planes están activos exclusivamente en ciertas franjas de tiempo, a diferencia de en otros países donde están constantemente disponibles. Pero el mayor inconveniente, y origen del fracaso, es que este plan se solicita para cada comunidad autónoma. Tras el cierre el pasado 14 de Julio, tan sólo 6 comunidades lo han solicitado, evidenciando el fracaso del Plan. El motivo de esto es la excesiva complicación burocrática para solicitar el plan, lo cual ha llevado a esta escasez de comunidades solicitantes.

Conclusiones

Observando el panorama europeo, podemos extraer el siguiente mensaje acerca del coche eléctrico y su situación en España: claramente el coche eléctrico a día de hoy tiene un limitante claro cómo es su precio. Mientras los avances tecnológicos avanzan para obtener coches a precios que compitan con los actuales de combustión, los gobiernos europeos de muchos países subvencionan las compras de coches eléctricos. El resultado es que la gente actúa en consecuencia y compra estos vehículos. El motivo: el coche eléctrico presenta grandes ventajas frente a los coches convencionales, y la gente es consciente de esto. A nivel nacional, mientras España siga complicando el aprovisionamiento de ayudas para las ventas eléctricas, la accesibilidad del coche eléctrico pasa por esperar a los avances tecnológicos y a las inversiones de las grandes compañías en estos, que estiman que para antes de 2025 (incluso por 2023), ya tendremos coches eléctricos a precio de consumidor promedio.

Ignacio Rivilla Garcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba
Abrir chat
Hola 👋
Dime, ¿En qué puedo ayudarte?